El museo Pergamon de Berlín

Estás en: Berlin » El museo Pergamon de Berlín

  Mi reserva

HOTEL BERLIN
Ofertas de hotel en Berlin

- GUÍA DE TURISMO

Qué ver en Berlín

Datos generales y de interés

Guía práctica de viaje

Ocio y tiempo libre

 

- PROPUESTAS CON ENCANTO EN BERLÍN
uno Realizar una visita guiada por la ciudad
Visitas y excursiones con guías españoles
uno Probar la típica cerveza alemana
Te explicamos todos los detalles
uno Visitar Berlín en Navidad
Disfruta de una época con encanto
uno Conocer las nuevas tendencias
Te contamos las últimas tendencias
  Más planes con encanto ...

 

- OFERTAS DE INTERÉS
coche Alquiler de coches en Berlín
Ofertas de alquiler de coches con descuento
coche Descarga audioguía de Berlín en mp3
Práctica y completa audioguía de la ciudad
coche Vuelos baratos a Berlín
Compra online de billetes de avión
coche Apartamentos en Berlín
Apartamentos turísticos por días

 

as El Museo Pergamon, tesoros de la arqueología

inLa intensa labor de los arqueólogos alemanes de los siglos XIX y XX se refleja en la impresionante colección arqueológica de este museo, uno de los más importantes sobre el mundo antiguo. En esta sección explicamos los detalles.

El Museo Pergamon, tesoros de la arqueologíaNo hace falta ser un entendido en arte, ni siquiera un aficionado para que te impresione el viaje al mundo antiguo que te ofrece el Museo Pérgamon de Berlín, y para que te emociones por el incalculable valor histórico, incluso sentimental de las muestras que allí se exhiben.

 

Durante el s. XIX Alemania emprendió excavaciones en países remotos adquiriendo previo pago todo aquello que consideraba interesante, ésta es la explicación de que posea tal cantidad de tesoros.

 

De entre todas las maravillas que se encuentran en el Museo Pérgamo destacaremos las siguientes:

 

Altar de Pérgamo:

Nada más entrar, y sin más, uno se topa con este colosal altar que da nombre al museo, el impacto visual es desde luego imponente.

 

Es un templo dedicado al dios Zeus, que fue construido en los tiempos de Eumenes II en el siglo II a.c.

 

Se accedía a través de una escalinata que impresiona por su enorme pendiente. Una vez arriba, nos encontramos con un frontal con 12 columnas de estilo jónico y dos alas laterales con las mismas columnas que sobresalen adelante. La entrada al templo conducía al lugar donde se realizaban los sacrificios en honor de Zeus.

 

A ambos lados de las escalinatas encontramos una serie de frisos con esculturas que representan la lucha entre los dioses Zeus y Atenea (la racionalidad y la civilización) contra sus enemigos los gigantes y animales (el mundo salvaje). Naturalmente los dioses griegos salen victoriosos.

 

Impresionante es la realidad de las figuras y la sensación de movimiento que consiguen transmitir. Es gracioso ver la serenidad en el rostro de los dioses (a pesar de la batalla) en contraposición con la expresión feroz de los animales.

 

Puerta del mercado de Mileto:

Tras contemplar el altar, si te diriges a la derecha la encontrarás. Se trata de una hermosísima puerta de dos pisos y entradas precedidas de columnas que mandó construir Justiniano integrándola en la muralla de la ciudad.

 

Parece ser que en el s. X se produjo un terremoto que hizo que la puerta cayera permaneciendo bajo tierra durante siglos, para ser redescubierta por excavadores alemanes en el s. XX.


Su estado de conservación es regular y se encuentra en restauración, aunque el turista no lo nota porque los trabajos se realizan desde la parte trasera. Algunas de las grietas que atraviesan la fachada fueron causadas por los bombardeos de la II Guerra Mundial.
Como dato curioso, decir que en el milenario mármol se hay algunas pintadas sabe dios de qué siglo y de qué autor.

 

Puerta de Ishtar:

Esta puerta se ubicaba en la muralla interior de Babilonia y está dedicada a la diosa Ishtar, vencedora siempre de sus enemigos (para que tomase nota aquél que pretendiera invadir la ciudad).

 

Con su estructura a base de ladrillos como de cristal pintados de azul y sus paredes adornadas con dragones y dioses, la puerta tiene una apariencia de irrealidad, casi como si estuviéramos en un sueño. Nabucodonosor II, que la había mandado construir, cuando la vio terminada y pudo contemplar su belleza afirmó que el destino de la puerta era ser admirada por generaciones y generaciones... ni él mismo podía imaginar lo acertado de sus palabras.

 

Esto es lo más importante, lo imprescindible del museo que se completa con salas dedicadas al arte y la cultura de ¡seis mi años¡. Interesantísimas son las salas relativas al mundo musulmán en las que podrás apreciar sobre todo manuscritos y muestras de la arquitectura árabe, hasta se recrea en una de las salas la residencia de un antiguo califa.

 

Igualmente interesantes son la salas dedicadas al próximo Oriente (Siria, Asia Menor, Irán o Babilonia son los lugares de procedencia de las muestras). Encontramos piezas de todo tipo, desde utensilios básicos para la vida diaria hasta grandes monumentos funerarios, pasando por una pequeña tabla de barro del s.XII a.C. en la que se establecen distintos delitos con las penas que corresponden, parece que el listado es específicamente para las mujeres, no se sabe si a los hombres les corresponderían otro tipo de penas o qué pasaría.

 

Ubicación:

El museo se encuentra muy céntrico, al final de la avenida Unter den Linden, en la Isla de los Museos, donde se encuentran los museos más importantes de Berlín. También se encuentra aquí la catedral protestante de la ciudad.

 

Consejos prácticos:

--La tarifa del museo son 10 € por adulto. Sin embargo, puedes sacarte el abono de museos para tres días (cuyo coste es de 19 €) y durante tres días, eso sí consecutivos, podrás visitar todos los museos de la ciudad que quieras. También está la opción de la entrada combinada de un día, en la que por 12 € puedes visitar todos los museos que se encuentran en la isla de los museos en el mismo día.

 

-- A la entrada se reparten audioguías gratuitas en español con dos opciones, ver solo las obras más importantes del museo, o verlo todo. Cada obra tiene un número que marcas en la audioguía y te da la explicación, así puedes ir a tu ritmo.

 

-- Si la visita es durante el verano, en el museo hace mucho calor, parece ser que para preservar el estado de conservación de las figuras. Así que, si el día es caluroso, más vale llevar un abanico o algo parecido.

 

-- Se pueden sacar fotos, siempre que no utilices el flash.

 

-- El museo permanece abierto de martes a domingo de 10 a 18 h. Los jueves de 16 a 22 h con entrada libre, que no incluye las exposiciones temporales.

 

Secciones relacionadas

Opciones de ocio

Visitas esenciales

Unter de Linden